Saltar al contenido

Qué hacer sí el gato sufre un golpe de calor

 

Qué hacer sí el gato sufre un golpe de calor
Qué hacer sí el gato sufre un golpe de calor

Con tanto calor, es normal que nuestras mascotas sufran tanto como nosotros las altas temperaturas, es por eso que tenemos que estar atentos  para que nuestros animalitos no sufran las duras consecuencias del calor. Como todos sabemos en los perros es más común que sufran los embates del calor, pero nuestros gatos también pueden sufrir golpes de calor, por eso te contamos hoy qué hacer sí el gato sufre un golpe de calor.

Es común que los gatos jadeen o se laman su pelo para refrescarse sí es que tienen calor, hay que tener en cuenta que, no tienen los mismos mecanismos que nosotros para regular la temperatura, por lo que tienen muchas posibilidades de sufrir golpes de calor.
Hay que estar atentos a sus movimientos, sí el día es muy caluroso, puede suceder que tenga problemas respiratorios o que esté nervioso, es decir, que la temperatura les esta afectando y tendremos que actuar rápido para que no se deshidraten.

¿Qué hacemos sí nuestro gato sufre un golpe de calor?

Primero hay que sacarlo del sol, de inmediato llevarlo a la sombra, y humedecerlo con agua, recorda que no les gusta que los mojes, así que con un algodón y paciencia debes pasarle agua por la cabecita, las patas y el lomo. Puede que la temperatura de su cuerpo haya pasado los 40 grados y resulta ser muy peligroso para nuestro felino.

Qué hacer sí el gato sufre un golpe de calor
Qué hacer sí el gato sufre un golpe de calor

Sí la temperatura paso los 40 grados, el mayor riesgo es que se deshidrate, por eso una manera de saber sí sucedió esto es pellizcar la piel suelta del cuello del lado de la espalda y levantarla, sí cuando la soltás no vuelve rápidamente a su lugar, y el proceso es lento, significa que el gato esta deshidratado y que deberás llevarlo de manera urgente con tu veterinario de confianza. Así que ya sabes, cuida a tu mascota y esta atento porque también sufren mucho el calor y las altas temperaturas.

 

Vía:  Blogvitalcan