Saltar al contenido

Qué hacer cuando el niño no para de llorar

 

 

Qué hacer cuando el niño no para de llorar
Qué hacer cuando el niño no para de llorar

Generalmente, tenemos algunos inconvenientes con nuestros hijos, a veces se vuelven demasiado caprichosos porque quiere algo o simplemente se enojan, y comienzan a gritar o a tener una clásica “Rabieta” que nos vuelve locos, y no sabemos que hacer. Muchas veces nos  preguntamos ¿Qué hacer cuando el niño no para de llorar?

Te traemos algunos consejos, para que cuando el bebé se ponga en esta actitud negativa, sepas como actuar, no te vuelvas loco o loca, y pases esta prueba y es necesario aprender a manejar estas actitudes pues, pueden suceder en la vía pública o en nuestra propia casa, pero puede haber invitados y nadie quiere que pasen un mal trago.

Cómo manejar las rabietas, aquí van unos consejos:

  • No cedas a su enojo, aunque te duela que llore, son demasiado inteligentes y sí lloro mucho y cedes a su pedido, el utilizará este mecanismo cada vez que tenga antojo de algo, y tu sufrirás las consecuencias, ya que cada vez que se enoje o encapriche con algo, vas a tener que concederle el deseo.
  • No pierdas tú calma, eso es lo más importante, ya que al perder la paciencia, ninguno la pasará bien te estresarás  y no lograrás que se calme, ya que todo empeorara, sí luces calmada/o, la rabieta se ira pronto.

Qué hacer cuando el niño no para de llorar

  • Sólo debes esperar que se calme, mientras tanto tú conservas la paciencia, al ver que no tiene una respuesta del otro lado la rabieta durará menos, y cada vez que se enoje pensará dos veces antes de hacer algo que no tiene efecto en ti.
  • Sí tiene comportamientos agresivos, tira cosas  o rompe sus juguetes, tómalo de los brazos y háblale con tranquilidad hasta que se calme, de está manera sabrá que esta haciendo las cosas mal, y pronto lograrás que se calme.

Esperemos que nuestros consejos sirvan a la hora de preguntarte ¿Qué hacer cuando el niño no para de llorar? Y puedas solucionar este horrible momento pronto, y lograr tener un hijo feliz siempre.

Vía:  Haztelotu