Saltar al contenido

La democracia en la pareja

Vivir en democracia
Vivir en democracia

A pocos días de celebrar en nuestro país, Argentina, 30 años de democracia ininterrumpida (se celebra el próximo miércoles 30 de octubre) vamos a analizar en el NeetAnálisis del día sábado la presencia de la democracia en varios aspectos de nuestra vida, no sólo a nivel sociedad.

La democracia se puede ver también en grupos más pequeños, desde grupos de amigos o que practican un deporte en conjunto, hasta en las familias e incluso en las parejas. Ejercer la democracia es aceptar que cada uno de los individuos que conforman un grupo tienen injerencia y participación en las decisiones que se tomen en relación al mismo.

La democracia en la pareja es el aspecto que me gustaría destacar. Que una pareja ejerza en cierta medida la democracia implica que ambas partes son partícipes de las decisiones que les incumben. La no democracia en pareja hace de la misma una relación vertical y no horizontal, como debería ser. Vertical porque hay uno que decide, es decir, que tiene más poder y otro que acata, con menos poder entonces.

Muchas veces la no democracia en la pareja esta enmascarada. Aparentemente los dos integrantes de la misma toman las decisiones en conjunto y lo que se hace o se deja de hacer es competencia los dos. Pero muchas veces en la intimidad de ese dúo hay una parte que implícitamente impone cierto tipo de cosas, y el otro las “acepta” y las permite. Este tipo de parejas en general pueden funcionar un tiempo pero a la larga la relación se destruye porque una de las partes no se siente libre, plena, no puede desarrollar del todo su yo.

Por eso, vivamos la democracia en todos los aspectos de nuestra vida, no dejemos ningún cabo suelto.