Saltar al contenido

Hacer salsa de tomate simple

Salsa de tomate
Una rica y simple salsa de tomate puede sacarnos de apuros haciendo nuestra comida mucho más rica

 Para aquellos que tienen una agenda ocupada, para aquellos que le gusta lo simple, pero sin descuidar el gusto, y para el que quiera es el artículo de hoy que les dirá cómo hacer una salsa de tomate simple.

Yo, como estudiante, puedo dar fe de las veces que te puede salvar saber hacer una comida fácil, rápida y rica. Para el caso del día de hoy, lo que necesitaremos es lo siguiente:

  • 2 kg de tomate perita.
  • 2 pimientos verdes.
  • 1 cebolla grande.
  • 3 zanahorias.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Sal.
  • Azúcar.
La preparación es tan sencilla que casi no hace falta escribirla, pero bueno, lo haremos igual:
  1. Lavamos y troceamos los tomates.
  2. En una olla o sartén colocamos el aceite para luego rehogar a las cebollas, los pimientos (aconsejamos cortarlos en juliana) y las zanahorias (rodajas).
  3. Luego de rehogar un rato agregamos el tomate. Dejamos una hora (el tiempo lo maneja cada uno, depende la disponibilidad del mismo, a más tiempo más sabor tomará la salsa), pero vamos removiendo de vez en cuando.
  4. Luego de haber removido bien, agregamos sal a gusto. Si resulta muy ácida podemos agregar un poco de azúcar para neutralizar.
  5. La salsa está lista.
Lo bueno de esta salsa que podemos hacer mucha cantidad para guardar en diferentes tarros (de vidrio preferentemente) y congelarla para usarla luego cuando queramos. Si hacen esto último dejar un espacio en los tarros, es decir, no llenar de todos para que no se revienten en el congelador.