Saltar al contenido

Cuidar nuestra privacidad en Internet

Privacidad en Internet
¿Cuidas tu privacidad en Internet?

Estamos en la época de la tecnología y la comunicación, esto no es ninguna novedad. Vivimos en una era donde todo lo puedo Googlear, donde Internet tiene todo lo que necesito, done la red tiene mucha información nuestra y la usa para nuestro provecho. ¿Cómo? Usted me dice que lo último no es cierto. ¿Ah, si? ¿No tienes una cuenta de Facebook, Gmail y Twitter? Suficiente, mucha información ya le brindaste al sistema. No es para ponerse paranoico por hoy, en este más que interesante NeetAnálisis de la fecha trataremos de dejar algunos tips para cuidar la privacidad de Internet.

Enfocaremos el artículo de hoy en dos secciones para decirlo de alguna manera. Por un lado cuidar la información nuestra de la red de terceros, es decir, de otras personas. Por el otro, de cómo cuidar nuestra privacidad del sistema en si. Es decir, de las redes sociales, de Goolge y demás. Si todavía no me siguen con la idea no se preocupen, ya comprenderán de lo que les estoy hablando.

Quizá esta primer parte sea más conocida y divulgada, pero no por ello hay que dejar de trasmitirla:

1) Cuando nos damos de alta en algún sitio web, ya sea una red social, una casilla de correo electrónico, etc siempre nos aparecen las condiciones y los términos de uso. La mayoría de la gente, entre las cuales me incluyo, nunca lee las cláusulas. ¿Para qué leer todo eso que no dice nada? Pues bien, les comento que muchas veces la famosa “letra chica” dice mucho sobre que se hará con la información que allí depositamos. Lo recomendable es saberse bien los términos y mantener una copia por una futura queja, ya sea virtualmente o en papel.

2) Las contraseñas. Ustedes ni se imaginan la cantidad de usuarios en el mundo cuya contraseña es “123456”, o tiene contraseñas de ese estilo. Los mismos sitios recomiendan que las contraseñas sean moderadamente largas y que contengan un intercalado de números y letras. Muchos de nosotros no damos bola a eso y después nos sorprendemos si alguien nos hackió la cuenta de Hotmail o nuestro Facebook.

Otra cuestión a tener en cuenta sobre las contraseñas es que es preferible tener distintas para cada servicio que utilicemos. Es decir, una para Facebook, otra para Twitter, otra para Gmail, etc. Esto por el hecho lógico de que si nos adivinan una contraseña no tengan acceso a todas nuestras cuentas.

Ahora, la segunda parte, la más interesante y más jugosa a mi entender (lo mejor para el final). No sé si estarán al tanto, pero hoy por hoy todos los servicios de las compañías que manejan Internet (para poner ejemplos claros: Google, Mycrosoft) están tendiendo, sobre todo la primera que es la que, a mi entender, marca el rumbo en este tipo de cosas, a integrar todos sus servicios. ¿Cuál es la finalidad? Lograr tener mejor información nuestra para ofrecernos publicidad optimizada. Claro está que a esto lo disfrazan en la supuesta comodidad, que puede ser real por otro lado, de tener todas nuestras cuentas de diferentes servicios vinculadas (Ej: Gmail, YouTube, Google Plus). Pero por otro lado, esto provoca que, en este caso Google Inc. tiene acceso a información nuestra desde un montón de vías. Desde lo que buscamos en el buscador, que vídeos miramos, cuáles son nuestros intereses en la red social, etc. Aclaro, esto no lo hace sólo Google, Facebook hace lo mismo, Mycrosoft también, en fin. A continuación veremos cómo podemos evitar dar tanta información, o borrar alguno de sus rastros.

Cuidar nuestra privacidad en Internet
¿Sabías de toda la información que compartes sin querer en Internet?

 1) Evitar la tentación de buscar nuestro propio nombre, dirección, o cualquier dato relevante que de información de nosotros. Si alguna ves lo hacen, que no sea en la computadora de uso corriente.

2) No utilizar el buscador de la empresa que nos provea Internet. Sinceramente en Argentina no sé si corre tanto esto porque las empresas proveedoras de Internet no son las mismas de los buscadores (salvo que mi ignorancia sea tal que me han engañado todo este tiempo). Esto es debido a que nuestra empresa proveedora de Internet ya tiene mucha información de nosotros y utilizando sus buscadores les proveemos a ella la información de nuestros intereses.

3) Borrar el historial de búsqueda. Esto por lo menos se puede hacer con Google, aunque calculo que con otros buscadores también se tendría que poder. Vamos a la página principal de Google y nos dirigimos hacia “Configuración de cuenta” > “Servicios” > Borramos o editamos el historial. De esta forma evitaremos que Google adapte los resultados de nuestra búsqueda.

4) No realizar búsquedas si entramos a nuestros perfiles. Por ejemplo, no hace falta buscar en Google ni en Youtube conectados a nuestra cuenta. Si es indispensable realizar la búsqueda conviene hacerla de otro ordenador.

5) Evitar las Cookies. Las cookies son los que permiten a las diferentes páginas seguir nuestros movimientos en la red. El ideal claro está sería evitar que entre ninguna, sin embargo esto es poco práctico ya que dejaríamos de poder entrar a muchas páginas. De cualquier manera existen opciones en los navegadores que nos posibilitan restringir el ingreso de las mismas. Pondré el ejemplo de Firefox. Primero vamos a Herramientas > Opciones > Buscamos la pestaña de Privacidad > Opción Cookies > En el menú desplegable seleccionamos la opción Hasta que cierre Firefox. Luego de realizado esto vamos a Excepciones. Allí introdujimos la dirección de los motores de búsqueda que utilizamos y pinchamos en Bloquear.

6) Cambiar frecuentemente el IP. El IP es como nuestro DNI de Internet, es lo que nos identifica. Si tenemos un IP dinámico, es decir, que va cambiando simplemente luego de utilizar Internet tenemos que apagar el módem (si lo dejan toda una noche apagado joya) y volverlo a encender. Ya si tenemos una IP estática tendremos que conseguir algún programa que nos ayude a “camuflar”, por decirlo de alguna manera, nuestra identidad en Internet.

Algunos me verán como paranoico, pero apuesto a que muchos de ustedes ni sabía toda la información que daban sin darse cuenta. Ojo, mucha de estas cosas yo las aprendí hoy. Varias creo que nunca las haré y otras tantas si. Hay que preservarse.

 

Otros NeetAnálisis que quizá te interesen:

Vía: taringa